Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Marzo , 1a.quincena. Conferencia de JUAN ORTIZ VILLALBA. " LA MASONERÍA EN CÓRDOBA ". (Presenta José Luis García Clavero).
Jueves 11 de abril. Conferencia de DESIDERIO VAQUERIZO." LOS ORIGENES DE CÓRDOBA". (Presenta J.L.G.C).
Finales de abril, primera semana de mayo. Proyección del documental "MONTE HORQUERA" de FERNANDO PENCO, galardonado en diversos Festivales internacionales (Italia, India, Holanda etc,)
Lunes 11 de Mayo. Conferencia de MANUEL VACAS." LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA.LAS BATALLAS DE POZOBLANCO Y PEÑARROYA- VALSEQUILLO". (Presenta Antonio BARRAGÁN).Todos los actos en la Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
XI Premio de Relato Rafael Mir.
XXXIX Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2023, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

El tren de las 3:10

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
3:10 to Yuma
Título El tren de las 3:10
El tren de las 3:10
El tren de las 3:10

Ficha técnica
Dirección James Mangold

Producción Cathy Konrad
Diseño de producción Andrew Menzies

Guión Halsted Welles, Michael Brandt y Derek Haas
Basado en un relato corto de Elmore Leonard

Música Marco Beltrami

Fotografía Phedon Papamichael

Montaje Michael McCusker

Vestuario Arianne Phillips

Reparto Russell Crowe (Ben Wade)
Christian Bale (Dan Evans)
Logan Lerman (William Evans)
Ben Foster (Charlie Prince)
Peter Fonda (Byron McElroy)
Vinessa Shaw (Emma Nelson)
Alan Tudyk (Doc Potter)
Luce Rains (Weathers)
Gretchen Mol (Alice Evans)
Dallas Roberts (Grayson Butterfield)

Datos y cifras
País(es) EE.UU.
Año 2007
Género Western
Drama
Duración 117 min.

Reseña

El Western es un género que se prodiga poco entre las grandes producciones. Cada cierto tiempo aparece una película que lamentablemente acaba por decepcionar a la mayoría del público y la crítica. Otras veces, las menos, surge una obra maestra que devuelve al género todo su pasado esplendor. Esta es una de esas raras ocasiones.

El tren de las 3:10 (2007) es la historia de un duelo, de muchos duelos en realidad. Es la historia de dos hombres enfrentados a su destino, es un duelo interpretativo entre los dos protagonistas, un Christian Bale magnífico, insuperable, soberbio, y un Russell Crowe grandioso, mágico, con destellos sublimes. Pero también es una historia de redenciones, la del granjero tullido, que se redime ante los ojos de su hijo mayor, y para el bandido, que cumple al final con la palabra dada.

Poco se puede decir a estas alturas de Crowe, después de los excelentes papeles que nos ha ido regalando, no debe ser fácil para un actor de su talla dejar el listón tan alto cada vez que se pone delante de las cámaras. En este filme uno no ve nunca a Russell Crowe, uno ve durante todo el metraje a Ben Wade, un asesino, ladrón, un criminal íntegro, con unos ocultos principios éticos que marcan toda su actuación en el filme. “No puedes ser tan malo” le dice el hijo de Dan Evans, “Si, lo soy” le responde Ben, “para dirigir una banda como ésta hay que estar realmente podrido y yo lo estoy”. Pero si Crowe está a su altura habitual, Christian Bale se sale literalmente. Estamos ante un actor que crece a pasos agigantados con cualquier papel que se le ponga por delante, ya sea de hombre murciélago o de ejecutivo psicópata y en esta ocasión nos deja una actuación que será muy, muy difícil de olvidar.

El tren de las 3:10 es un remake de una película de 1957 del mismo título, dirigida por Delmer Daves y protagonizada por Glenn Ford y Van Heflin, basada en un relato corto de Elmore Leonard.

La del 2007 se trata de una cinta bien hecha, de excelente factura. James Mangold firma un trabajo impecable, con una fotografía genial y la banda sonora de Marco Beltrami, que acompaña y complementa la acción, recibiendo merecidamente una nominación al Óscar. Los tiempos están justamente medidos, la tensión de los tiroteos está perfectamente resuelta. No se puede exacerbar más el dramatismo que provoca la soledad del granjero cuando debe conducir al asesino hasta el tren, desde “Solo ante el peligro” no se había visto una agonía tan solitaria como ésta. No quiero dejar de destacar la actuación de Ben Foster como lugarteniente de Ben Wade, un frio asesino, de rasgos psicópatas, con una mirada que hiela la sangre de los pistoleros más curtidos del salvaje oeste. Ciertamente, supone el contrapunto necesario al duelo interpretativo y psicológico entre Crowe y Bale.

Excelente dirección, con brío y energía, inmejorables actuaciones, buena fotografía, mejor música, gran guión, en suma. Poco más se puede decir, sólo que se disfruta desde el primer fotograma hasta el último, que diferencia tan grande con el bodrio plastoso de “Appaloosa”.

Si les gusta el Western no se la pueden perder bajo ningún concepto, ya no se hacen películas así.


Película reproducida en la IX Muestra de Cine Internacional del año 2009.

Reseña elaborada por el socio de la Sección de Cine del Ateneo de Córdoba Manuel Ortas Castilla.