Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Marzo , 1a.quincena. Conferencia de JUAN ORTIZ VILLALBA. " LA MASONERÍA EN CÓRDOBA ". (Presenta José Luis García Clavero).
Jueves 11 de abril. Conferencia de DESIDERIO VAQUERIZO." LOS ORIGENES DE CÓRDOBA". (Presenta J.L.G.C).
Finales de abril, primera semana de mayo. Proyección del documental "MONTE HORQUERA" de FERNANDO PENCO, galardonado en diversos Festivales internacionales (Italia, India, Holanda etc,)
Lunes 11 de Mayo. Conferencia de MANUEL VACAS." LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA.LAS BATALLAS DE POZOBLANCO Y PEÑARROYA- VALSEQUILLO". (Presenta Antonio BARRAGÁN).Todos los actos en la Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
XI Premio de Relato Rafael Mir.
XXXIX Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2023, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Historia del Ajedrez Cordobés (Artículo)

De Ateneo de Córdoba
Esta es una <a href="/mediawiki/index.php?title=Ayuda:Historial" title="Ayuda:Historial">revisión antigua</a> de esta página, editada por Jacobino (discusión | contribuciones) a las 07:38 19 feb 2015. Puede ser diferente de la <a href="/mediawiki/index.php?title=Historia del Ajedrez Cordobés (Artículo)" title="Historia del Ajedrez Cordobés (Artículo)">versión actual</a>.

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar
JA Jimenez Torre2.JPG
"Es de todos conocido que el ajedrez entra en Europa y se difunde como la pólvora a través del Califato de Córdoba. Está por tanto intrínsecamente ligado el juego del Ajedrez a nuestra ciudad y provincia, por historia y por el componente de universalidad que tiene el juego ciencia y el carácter del hombre cordobés. El ajedrez es más que un juego, es ciencia, deporte, arte y casi una filosofía.
En los años cuarenta paseó las calles de la capital, el entonces Campeón Mundial, Alexander Alekhine, y residió algunas jornadas en nuestra ciudad, dando simultáneas e impartiendo sus inmensos conocimientos. A su presencia en estas tierras contribuyó activamente, entre otros, nuestro entrañable amigo Anastasio Pérez Dorado, que incluso a sus 91 años seguía aún participando en competiciones no sólo provinciales, sino nacionales e internacionales, y fue un ejemplo vivo para todos los que amamos este juego. Nunca faltaron en el Círculo de la Amistad, desde los años 40 hasta los 70 y 80, amantes de nuestro deporte que enseñaron los secretos del mismo a las nuevas generaciones de jugadores. Cabe destacar entre ellos al aragonés de nacimiento y cordobés de adopción Dr. Martínez Mocete, que fue en esos años, Campeón de España por correspondencia y tercero en el Cto. de España Absoluto. Y no sólo el gran Alekhine o el Dr. Martínez Mocete, acrecentaron aquí la pasión por el ajedrez, jugadores destacados de la época fueron entre otros muchos D. Antonio García Hidalgo y el luego senador Joaquín Martínez Bjorkman. También pasó por el Liceo cordobés el niño prodigio Arturo Pomar.
Cuando la llama del interés se apagaba un poco en los años 60 y 70 en la capital, la ciudad de Montilla tomó el relevo. La Ciudad del Vino junto con con sus empresarios, consiguieron organizar grandes torneos internacionales donde jugaron los mejores ajedrecistas mundiales del momento. En el transcurso de uno de esos torneos, en el año 1975 el aspirante al título mundial Anatoli Karpov, una tarde de verano de ese año y casi clandestinamente, se entrevistó en un hotel de la Mezquita, con el genio americano y campeón mundial, Bobby Fischer, para fijar las bases del encuentro que había de disputarse ese mismo año por el título mundial. No hubo acuerdo y finalmente la FIDE desposeyó del título al americano, por sus excesivas exigencias, y se lo concedió al soviético. No sería la última vez que Karpov estuvo en Córdoba, ya que en el 1988 organizado por el Ayuntamiento, con la coordinación y el buen hacer de Pedro Navarro Torres, el ruso disputó una sesión de simultáneas con 25 destacados ajedrecistas cordobeses.
Pero es en el año 1977 cuando la Federación que languidecía ya en Montilla, es trasladada a la capital, donde un grupo de entusiastas y amigos tomaron las riendas del ajedrez provincial. Fueron, José Morillo (q.e.p.d.), José Murillo, Francisco García Gallardo y los hermanos José y Alberto Marín, los que consiguieron revitalizar fuertemente nuestro deporte, debido en especial a su buena labor en los juegos deportivos, no sólo de colegios sino también de institutos y de centros privados de enseñanzas medias. Se organizaban entonces, además de Campeonatos Provinciales, torneos temáticos por equipos, Abiertos de Navidad, Selecciones Regionales y con la colaboración inestimable del que luego sería Presidente años más tarde, Francisco Gallardo, en el año 1982 el Campeonato de España Femenino.
Un gran logro de esta etapa fue también, la cesión a la Federación como sede permanente, por parte del Ayuntamiento, de la Torre de la Malmuerta. De la década de los años 70 a 90 como prototipo de organizador de club siempre ordenado y sistemático, del cual siempre sospechamos que jugaba muy bien y al que nunca vimos jugar fue y es Paco Medina Carrillo, alma del Club La Paz , que supo aglutinar a esos jóvenes, todos buenos jugadores, de la cantera inagotable de Santuario y La Fuensanta. Destacados Opens Internacionales en la década de los 80 y 90, también los organizados por el Omnipresente Club Pionero de Alcolea , con Francisco García Gallardo (nuestro árbitro) como alma máter.
Un buen Presidente Federativo posterior fue después, Julio Galisteo (q.e.p.d.), entusiasta jugador del Club Santuario al que debemos el afianzamiento de las Escuelas Deportivas Municipales de Ajedrez. Pero cuando más músculo organizativo ha habido fue con los Presidentes posteriores, Francisco Prieto Toro y Francisco Gallardo, los cuales organizaron en sucesivos años, bonitos Opens Internacionales (aunque sin llegar a los organizados en Montilla en los años 70), donde participaron buenos Maestros Internacionales y Grandes Maestros de diversas nacionalidades.
Nunca olvidaré la anécdota en uno de estos torneos internacionales, cuando estaba analizando una partida el mítico David Brónstein, Subcampeón Mundial en los años 40 (no fue campeón por ser su padre judío disidente soviético deportado en Siberia) que había terminado con otro jugador, y yo siguiendo mi fea costumbre de meter mano sin previo análisis, indiqué una jugada (que lógicamente era mala), entonces Bronstein, no solo no tuvo en cuenta el atrevimiento, sino que estuvo analizando con nosotros durante largo tiempo la partida de 25 minutos y todo lo que había calculado, con una humildad y sencillez propia de los grandes hombres y aunque a esas alturas solo tenía ya 2400 puntos de Elo comprendí perfectamente cuan mediocre como jugador era yo.
En la provincia es de destacar el buen nivel organizativo y de torneos de ajedrez lento, que todas las navidades de los años 80 el Club del Casino de Rute, la progresiva mejora de los muchos torneos abiertos que se celebraban en Septiembre en Villafranca, gracias al mecenazgo de Pedro Pino y los torneos que Montilla sigue organizando, que mejoran año a año. Es de justicia destacar también que durante la Presidencia de Rafael Fernández, último presidente de la cordobesa, se celebraron en Córdoba un Cto. de España por equipos y un Campeonato de España de Cajas de Ahorros. Pero atrás queda el título conseguido por Francisco Medina Casas como Campeón de Andalucía Juvenil o el Subcampeonato de Andalucía Absoluto obtenido por José Antonio Díaz Rodríguez.
Debemos trabajar a partir de ahora todos más, Federación, Clubs y Deportistas, para que el nivel competitivo de los ajedrecistas cordobeses de las próximas décadas sea similar al de otras provincias. Es un trabajo difícil y arduo pero ilusionante. Pongamos todos de nuestra parte y olvidemos rencillas inútiles, todo será por el bien del ajedrez local que tanto amamos".
José Antonio Jiménez de la Torre, 2005.