Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Nueva Junta Junta Directiva del Ateneo de Córdoba

Marzo , 1a.quincena. Conferencia de JUAN ORTIZ VILLALBA. " LA MASONERÍA EN CÓRDOBA ". (Presenta José Luis García Clavero).
Jueves 11 de abril. Conferencia de DESIDERIO VAQUERIZO." LOS ORIGENES DE CÓRDOBA". (Presenta J.L.G.C).
Finales de abril, primera semana de mayo. Proyección del documental "MONTE HORQUERA" de FERNANDO PENCO, galardonado en diversos Festivales internacionales (Italia, India, Holanda etc,)
Lunes 11 de Mayo. Conferencia de MANUEL VACAS." LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA.LAS BATALLAS DE POZOBLANCO Y PEÑARROYA- VALSEQUILLO". (Presenta Antonio BARRAGÁN).Todos los actos en la Sede del Ateneo.

CONVOCADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
XI Premio de Relato Rafael Mir.
XXXIX Premio de Poesía Juan Bernier.
IX Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2023, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Inserta un vídeo

Barrio del Espíritu Santo

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
''La necesidad nos ha sacado del casco de la población, de la que nos separa el Guadalquivir, y sin dejar de pertenecer a Córdoba nos encontramos en un sitio que podemos decir es un pueblo diferente en su forma y hasta en muchas de sus costumbres. Por variar hemos dejado la sierra, y henos aquí en la campiña, mirando a nuestro frente la torre y cúpula de nuestra sin par Mezquita, la alta columna donde reflejan las doradas alas de nuestro Arcángel Custodio y la multitud de ventanas y tejados de las casas próximas al río, de cuya corriente la libran extensas y fortísimas murallas. ¡Hermosa vista, tantas veces copiada por los pintores y tantas descrita por nuestros poetas y escritores!

El Campo de la Verdad

Estamos en el barrio de la Visitación o del Espíritu Santo, títulos de su parroquia y, sin embargo, todos le decimos Campo de la Verdad, con harta razón, sin duda porque en sus alrededores tuvo lugar uno de los acontecimientos que más honran la historia de esta ciudad, y del cual nos ocuparemos después detenidamente.

Hemos dicho que este barrio parece un pueblo diferente, y tan es así, que los moradores de él hasta en sus costumbres varían bastante de los demás cordobeses. Casi la totalidad de aquellos vecinos se dedican a las faenas del campo, son pocos los industriales, y de aquí el que las mujeres se diferencian en los trajes y tratos de las del interior, un tanto más dadas a los caprichos de la moda, a la que rinden el culto que aminora los recursos distraídos de las verdaderas necesidades.

Antigüedad del Barrio

En tiempo de los romanos y después hasta los árabes hubo población en este sitio. Cuando la conquista se establecieron allí algunas familias, siempre de las más escasas de fortuna; pero castigados por las correrías de los segundos, que casi llegaban a las puertas de Córdoba, fueron abandonando sus hogares y, casi desierto, llegó a convertirse en una porción de solares a que los escritores antiguos dan el título de los Corrales. Pasados muchos años, tranquilos ya los ánimos, volvió a poblarse, y entonces fundaron una ermita dedicada a la Visitación de Nuestra Señora y al Espíritu Santo, siguiendo todo aquel trayecto formando parte del barrio de la Catedral, de cuyo Sagrario se le administraban los santos sacramentos, servicio que ocasionaba gran trabajo para aquellos curas, por tener que atravesar el puente, donde más de una vez se vieron expuestos, por ser el único paso que tiene el ganado vacuno entre la sierra y la campiña.

En estos inconvenientes se apoyó el obispo de Córdoba don Cristóbal de Rojas y Sandoval para razonar su decreto fecha 21 de julio de 1570, erigiendo en parroquia la antes citada ermita, a la que se llevó el Santísimo con gran solemnidad desde el Sagrario. No siendo posible agregarle rectoría ni beneficio, se mandó asistiese como cura el que lo fuera más moderno del Sagrario de la Catedral, que es como ha llegado hasta estos últimos años, en que se le ha considerado independiente de todo, con su cura y coadjutor propios. Sin embargo, el expresado señor obispo le asignó alguna cantidad para el sostenimiento de la parroquia, y a su ejemplo hizo otro tanto el Cabildo eclesiástico.''
Paseos por Córdoba de Teodomiro Ramírez de Arellano